Reseña | Te daría el mundo de Jandy Nelson

17 may. 2015

Título: Te daría el mundo.
Título original: I'll give you the sun.
Autora: Jandy Nelson.
Páginas: 409
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Editorial: Alfaguara.
Precio: 16,95 €
Publicación: Enero de 2015.
ISBN: 978-84-204-1860-5
Saga: ---

SINOPSIS

Noah y su hermana gemela Jude son inseparables. El solitario Noah dibuja sin parar, y se ha enamorado en secreto de su enigmático vecino. La atrevida Jude salta desde altísimos acantilados, lleva pintalabios rojo y habla por los codos. Pero, con 16 años, los hermanos ya no se hablan. Algo les ha ocurrido. Algo ha pasado entre ellos que los ha removido de forma diferente... Hasta que Jude conoce a un chico guapo, frágil, y arrogante... y a alguien más, una nueva fuerza en su vida todavía más impredecible y ligada a su pasado de forma inevitable. Los primeros años de esta historia los cuenta Noah; y los últimos, Jude. Lo que ninguno comprende es que solo conocen la mitad de la historia y que, si pudieran compartirla, tendrían una oportunidad de regalarse el mundo de nuevo.

<< La realidad es demoledora.
El mundo es un zapato que me queda pequeño.
¿Cómo puede soportarlo alguien? >>


OPINIÓN

Este maravilloso libro me ha gustado tanto, y estoy tan emocionada con él, que intentaré que todo me salga claro y que lo podáis entender y compartir mi amor hacia este libro.Nada más empezar, adoré la manera tan especial de la autora al escribir. 

Te daría el mundo nos cuenta la historia de dos mellizos: Noah y Jude, dos hermanos que siempre habían estado unidos, que eran inseparables, pero que poco a poco su confianza fue menguando hasta llegar el punto de casi ni hablarse, debido a secretos, malentendidos... 

Noah nos narra todo lo que sucedió cuando tenían 13 años: su sueño, que comparte con su madre, de entrar en la EAC (Escuela de Arte de California), su pasión por el arte. Dibuja todo lo que ven sus ojos, incluido su nuevo vecino Brian, con el que pronto entablará una amistad muy especial. 

Por otro lado, Jude nos narra cuando ya tienen 16 años, y Noah y ella están tan separados, que la brecha que los separa es tan grande, que parece imposible saltarla. Guarda muchos secretos, y eso la está matando, pero un día se le ocurre un proyecto que liberará a toda la familia de ese mal que los invadió hace dos años.

A pesar de que todo el mundo estaba hablando de este libro en todas partes, conseguí empezarlo sin tener ni la más mínima idea de lo que me iba a encontrar. Y fue una enorme suerte.

Debo admitir que al principio, la historia no conseguía engancharme. La familia de Noah y Jude me parecía súper extraña, pero poco a poco le fui cogiendo el gustillo, porque la manera en la que la escritora hace que cada personaje sea único, consigue que te acabes enamorando de cada página, de cada segundo que gastas leyendo esa magnífica historia.

Por eso, no me arrepiento para nada de la semana que tardé en leérmelo, ya que en mi opinión, Te daría el mundo es uno de esos libros que lees un capítulo, y te tienes que detener a pensar en todo lo que pasó a lo largo de esas páginas, que tienen una magia oculta que te ilumina conforme te vas adentrando en la interesante, divertida, fascinante y dramática historia de nuestros protagonistas.

Si hay algo que Jandy Nelson ha sido capaz de transmitir a la perfección, es que sus personajes expresan cada mínimo sentimiento que les abarca, y consigue que a los lectores se nos estremezca el cuerpo, y que sintamos lo mismo que ellos sienten en cada momento.

Los personajes son tan reales, tan detallados, que en ningún momento te planteas el por qué hacen ciertas cosas, y por qué reaccionan de tal manera cuando reciben alguna noticia. 

Creo que una de las principales razones por las que les he cogido tanto cariño a Jude y a Noah (especialmente a él), ha sido porque en muchos momentos, su relación me recordaba a la que yo tengo con mi hermano. Esos momentos en los que solo existían ellos, y se dedicaban el uno al otro, me han parecido muy bonitos... A pesar de sus problemas cuando crecen.

Este libro, fue magnífico del comienzo al final, desde la portada a la contraportada... No puedo decir absolutamente nada malo de él. Si pudiera y no pareciese una loca, me lo llevaría a todas partes conmigo, dormiría con él, y no dejaría que nadie se le acercase, porque se ha convertido en uno de los tesoros más preciados de mi colección.

<< - Prácticamente renuncié al mundo por ti - le digo y,
al hacerlo, estoy cruzando el umbral de mi propia historia de amor. -
Al sol, a las estrellas, al mar, a todo.
Lo di todo por ti. >>




No hay comentarios:

Publicar un comentario