Reseña | Cruzando los límites de María Martínez

4 oct. 2015


Título: Cruzando los límites.

Autora: María Martínez.
Páginas: 409
Encuadernación: Tapa blanda con solapas.
Editorial: Titania.
Precio: 16,50 €
Publicación: Junio de 2015.
ISBN: 978-84-92916-90-0
Saga: Cruzando los límites #1

SINOPSIS

Savannah no entiende por qué todo el mundo se empeña en que vuelva con Brian. ¿A nadie le importa la razón por la que rompieron? Quizá debería dejar de hacerse la tonta y aceptar que su perfecto, brillante y universitario novio se acostó con otra en el asiento trasero de su coche, destrozando su universo y sus planes de futuro. Caleb es todo o contrario a Brian, alguien poco recomendable. Es insolente, descarado y temperamental, y posee una mirada capaz de provocar incendios. Savannah conoce el peligro que supone acercarse a él. Sin embargo, ahora que el chico ha regresado a la ciudad, lo que hace unos años solo era un amor platónico e infantil amenaza con transformarse en algo muy real... y convertir su último verano, antes de ir a la universidad, en el más excitante de su vida.


(3.5)


OPINIÓN

Antes de empezar con la novela, hablemos de su portada. ¿Acaso no es preciosa? Porque a mí me lo parece. Desde el primer momento en que la vi en la librería dije: Sabela, este libro va a ser tuyo aunque solo sea por la portada. Y bueno, en mis estanterías está.

Con todos los malos recuerdos que le trae la ciudad, lo último que quiere Caleb es volver. Sin embargo, una mala noticia hace que tenga que volver allí, a la casa de su infancia. Pero al final, lo que pretendía ser un viaje corto, acaba alargándose más de lo que pensaba, por su madre y... por Savannah. Al principio parece que es la típica niña rica que él no soporta, pero hay algo suyo que le atrae,aunque no sabe lo que es. A medida que la va conociendo se da cuenta de que la Savannah que conoció al principio era pura fachada, y que la auténtica está escondida. Pero, de todas formas, ¿qué mas da? Como si una chica como ella fuese a juntarse con un chico como él...

Desgraciadamente, la novela no fue todo lo que yo esperaba, y se me hizo algo lenta, ya que es un libro grueso y con una letra bastante pequeña. Eso sí, no os voy a engañar, tiene algunas partes con las que no podía soltar el libro ni un segundo porque me tenían enganchada totalmente.



Estoy cansada de todo esto, de fingir y aparentar. De que todo ocupe un lugar predeterminado y sin lugar a cambios. Y que si abandonas el lugar al que se supone que correspondes, o actúas en contra de lo que considera que está bien, dejas de pertenecer a su pequeño club y todos te señalan con el dedo. 


Creo que el principal problema que encontré entre las páginas de esta historia, fue las semejanzas con otras novelas que leí anteriormente.

En Cruzando los límites nos encontramos con Savannah, una chica de una familia pudiente, y con Caleb, quien es todo lo contrario a ella: humilde, peligroso e intimidante. En esos aspectos, la historia me recordó mucho a Tres metros sobre el cielo, con la historia de amor de Babi y Hache. Después, en cuanto a la relación entre los dos protagonistas, no pude evitar notar cierto parecido entre Caleb y Hardin, de After. A ver, me voy a explicar: prefiero a Caleb mil veces más que a Hardin, pero ambos son bastante posesivos en cuanto a lo que sus chicas se trata, y las frase que Caleb le dice a Savie cuando están en una situación comprometida me recordaron bastante al personaje de After.



Inteligencia masculina, cada día tengo más claro que es solo un mito. 


Vale, en cuanto a los personajes: los protagonistas no han llegado a gustarme lo que yo pensaba que me iban gustar. Tanto Caleb como Savannah tienen cosas que me encantan, como la fuerza y tenacidad de ella, o los valores y el romanticismo oculto de él, pero aún así no consiguieron convencerme. Sin embargo, creo que el punto fuerte de esta novela son los personajes secundarios. Los que más me han gustado son Tyler, el mejor amigo de Caleb, y Cassie, la mejor amiga de Savannah. Aportan un toque cómico a la novela, y han conseguido sacarme alguna que otra carcajada.

Por ellos, estoy deseando que se publique la segunda parte de esta novela, ya que la autora anunció que va a contar su historia, porque sí... Entre estos dos hay mucho feeling.

En resumen, Cruzando los límites ha sido una novela entretenida, que no me ha llegado a encantar, pero a a cual salvan algunas escenas y los personajes secundarios que me han enamorado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario