Reseña | Finale de Becca Fitzpatrick

24 jun. 2015


Título: Finale.
Título original: Finale.
Autora: Becca Fitzpatrick.
Páginas: 470
Encuadernación: Tapa blanda sin solapas (edición de bolsillo)
Editorial: B de Bolsillo.
Precio: 9,99 €
Publicación: Marzo de 2014.
ISBN: 978-84-9872-935-1
Saga: Hush hush #4

SINOPSIS

Nora y Patch pensaban que sus problemas habían acabado. Con Hank fuera de juego, por fin tendrían un descanso. Pero ahora, sin Hank, Nora se ha convertido de manera involuntaria en la líder de los Nefilim y tiene que acabar lo que él comenzó, lo que significa que deberá destruir a los ángeles caídos, y con ellos a Patch. Nora, que nunca permitirá que eso ocurra, elabora un plan con Patch: harán creer a todos que han roto, convencerán a los Nefilim de que están cometiendo un error, y evitarán así la guerra. Pero en ocasiones los planes mejor concebidos se van al traste. Al conocer de cerca los detalles de su nuevo papel, Nora se siente irremediablemente seducida por el poder que le confiere. Comienza la batalla. Nora y Patch tendrán que confrontar las diferencias que siempre han existido entre ellos. ¿Permitirán que destruyan el amor por el que tanto han luchado?



<< Ya sé que no puedo sentir tu tacto, pero
siento tu amor, Nora. En mi interior. 
Y para mí, eso lo es todo. >>


Reseñas anteriores:



OPINIÓN


Para salvar la vida e Patch, a Nora no le quedó otra que hacer un juramento de sangre para dirigir el ejército Nefilim. El problema es, que o lucha contra Patch, o se juega su muerte y la de su madre. Pero ella no quiere que ninguna de las dos cosas ocurra, por lo que idea un plan junto a Patch, en el que fingirán que han roto para que los Nefilim no duden de la lealtad de Nora, mientras que ella sólo buscará librarse de la guerra que está a punto de estallar.

Este no es el único problema de Nora, ya que se han creado unas pócimas con las que los Nefilim tendrán la misma fuerza que los ángeles caídos. Esto podría causar grandes problemas y dificultar su relación con Patch...

En esta última entrega, vemos un gran cambio en los personajes. Desde el principio, Patch fue el personaje que más impacto me causó y el que más intriga me generaba, pero ahora se nos muestra a un Patch aburrido, sin nada que destacar. Nora sigue siendo un personaje al que en más de una ocasión le daría con un libro en la cabeza para que espabilase. Vee, la mejor amiga de Nora, antes era muy divertida, pero ahora también ha pasado a ser muy aburrida, y guardaba un secreto, el cual creo que era puro relleno y sobraba en la historia. Scott ha sido un personaje que me ha sorprendido mucho, ya que aunque ya me gustaba bastante en los anteriores libros, en este ha conseguido engancharme. Después están Marcie y Dabria, quienes tienen un papel no muy importante en esta historia. Y por último, está Dante Matterazzi, que es un personaje bastante importante en esta última entrega de la saga.

Ya que en las reseñas no quiero poner todo negativo, este libro ha tenido alguna que otra cosa buena, como es el hecho de que empiece al día siguiente del final de Silencio. También me ha gustado bastante la relación entre Nora y Patch, aunque ellos en sí (individualmente) no me gustan mucho, creo que su relación es bastante sincera y real, y me gusta mucho la confianza mutua que tienen.

Pero en definitiva, la pareja que me encanta es la formada por Scott y Vee,y por eso mismo el final me destrozó por completo, porque no me lo esperaba para nada. NO QUERÍA QUE PASARA :(

Finale pone punto y final a la saga Hush hushla cual, en mi opinión, ha ido disminuyendo en cuanto a valor. La tercera parte, Silencio, fue totalmente relleno que no servía para nada más que liar la cabeza con tantas cosas que la escritora metió en 400 páginas, y gracias a eso, yo no tenía grandes esperanzas en este cuarto libro. He de admitir, que me ha gustado más que los dos anteriores, pero creo que hubiese sido genial que Hush hush hubiese sido un libro autoconclusivo, porque su final era perfecto y no se tendría que haber enrollado más.


<< - Te has vestido para impresionar.
- No, Ángel. Me desvestiré para impresionar. >>


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada